Consejos para conseguir unas pestañas perfectas

Pestañas cuidadas

Las pestañas sanas y fuertes, además de hacernos lucir una bonita mirada, también son necesarias para desarrollar funciones naturales: proteger los ojos, dar sombra, hacer de barrera frente al polvo y cuerpos extraños, y filtrar la luz del sol. Por todo esto, es importante cuidarlas.

Ten en cuenta que necesitan tratamientos suaves e hipoalergénicos, y que no es conveniente frotarse los ojos, ya que esto puede producir una erosión en la piel del contorno de ojos y causar la pérdida de pestañas.

Igual que el cabello, las pestañas crecen, se caen y son reemplazadas por pestañas nuevas, aunque más lentamente (cada 5 meses). Así que  no te preocupes si ves alguna pestaña caída.

4 consejos básicos para cuidar tus pestañas

  1. Las condiciones externas, especialmente los rayos ultravioletas, las agreden y las resecan y, por consiguiente, las debilitan. Por eso hay que evitar exponerse al sol sin gafas solares protectoras. No te olvides de tus gafas de sol en días soleados.
  2. Las pestañas están formadas por escamas de queratina, que es la responsable de su elasticidad y resistencia. Existen cremas a base de queratina que acondicionan, nutren e hidratan la superficie capilar, fortaleciéndolas, como la Crema Vitalizante para pestañas Belcils. Esta crema, además, contiene aceite de ricino, para conseguir un efecto más hidratante.
  3. El cepillado diario de las pestañas con un peine específico estimula su crecimiento. ¡Cepíllate las pestañas cada día!
  4. El uso de una buena máscara de pestañas (o «rimmel») las hidrata y las protege. Prueba la Máscara de pestañas Top Lash de Beter. Pero debes tener en cuenta algunas cosas:
  • Una vez abierto el envase de la máscara de pestañas, sigue las indicaciones sobre su caducidad. No la uses más tiempo del indicado, así evitarás problemas de irritación y podrás conseguir en todo momento unas pestañas flexibles, hidratadas y sanas.
  • La mayoría de las mujeres agitan el cepillo en el tubo de la máscara antes de utilizarla, pero esto es una mala costumbre ya hace que entre aire en el tubo y se seca.
  • Y lo más importante, no te olvides desmaquillarte las pestañas antes de ir a la cama. Si te acuestas con ellas endurecidas por el rimmel, es más fácil que se rompan.

Y ya lo sabes, en tu farmacia, el mejor consejo.

Tania Ortiz
Especialista en Dermocosmética

Escríbeme a anahidalgofarmacia@gmail.com si tienes cualquier duda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *